Fuentes del paraiso.

Hugo-novela

Quizás una de las cosas que más resalta en esta novela sea la introducción literaria de un sueño posible, el ascensor espacial, que permitiría un mejor acceso al espacio, con todo lo que conlleva.

Las fuentes del paraíso (título original The Fountains of Paradise) es una novela de ciencia ficción escrita por Arthur C. Clarke en 1979, y que recibió el premio Nébula de 1979 y el premio Hugo de 1980.

En esta novela se especula con la construcción de un ascensor espacial de 36.000 km de altura (hasta la órbita geosíncrona), basándose en una idea original del ingeniero ruso Yuri Artsoutanov. Esta idea fue también utilizada en la novela La telaraña entre los mundos, escrita por el científico inglés Charles Sheffield.

sinopsis:

El personaje principal es el ingeniero Vannevar Morgan, planeador genial y soltero empedermido, quien es presentado como el más brillante del siglo XXII, habiendo planeado y construido grandes obras de arquitectura como por ejemplo, el puente de Gibraltar. Cansado de sentarse en su fama, el ingeniero trama su siguiente obra, que es algo que deberá darle la fama para siempre: un puente que lleve de la Tierra al espacio.

Vannevar Morgan insiste en la inevitabilidad de su idea, pues la técnica del siglo XXII ya les ha brindado lo que necesitan para construir su puente: la fibra monomolecular de carbono. Aunque primero deberá vencer la incredulidad de sus contemporáneos y financiar su idea.

Durante la obra se describe el primer contacto de la humanidad con una inteligencia extraterrestre, en la forma de una sonda robótica interestelar (que se hace llamar Starglider), que mientras pasa por el Sistema Solar contacta por radio a los humanos y discute con ellos sobre muchos temas para aprender sobre ellos y enseñarles sobre sus creadores. Esto sirve como una excusa para que Clarke comente sobre su opinión personal de las religiones y la sociedad en general, al hacer que el robot por ejemplo, refute lógicamente a Tomás de Aquino casi por accidente y demuestre la inexistencia de Dios al reducirlo al absurdo.

Al margen de la sub-trama del Starglider, se discute que el lugar idóneo para conectar su ascensor a la Tierra es una montaña en la isla ecuatorial de Taprobane, en cuyas faldas se encuentra un monasterio budista y también el santuario del antiguo y déspota soberano Kalidasa, cuya vida exótica es descrita con lujo de detalles, y entrelazada con los sueños grandiosos del ingeniero. Aquí Arthur C. Clarke se vale del contraste y comparación de las aspiraciones locas de un soberano que quiso ser un dios, construyendo una escalinata hacia el cielo, y del ingeniero, que con la ciencia y técnica de su siglo puede en verdad hacer realidad ese sueño.

Opinión personal: Pendiente.

 

Descargar:_Clarke_Arthur_C__Fuentes_Del_.ZIP

Acerca de Kvothe

Lector empedernido, mas que nada eso me define, si son libros de fantasia o ciencia ficcion inteligente y dinamica, pues mejor. Ingeniero informatico en mis tiempos ocupados, intento de escritor. Amante del anime y el maga, del buen cine y la musica melodica o que diga algo con sentido. Si tienes un buen libro, hazmelo llegar.
Esta entrada fue publicada en Ciencia Ficcion, Premios Hugo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *