Elantris

260px-Elantris

Aquí va lo que puede ser una de mis novelas favoritas de fantasía de todos los tiempo, mucho más porque fue mi iniciación y descubrimiento de uno de los universos literarios más fascinantes que he tenido el placer de leer en mi vida. Brandon Sanderson está considerado sin lugar a dudas dentro de la trinidad de escritores de fantasía a considerar para mí en los tiempos modernos, por su modo peculiar y genial de escribir. Sanderson tiene el mejor worldbuilding (o construcción de universos literarios) que he visto en mis muchas lecturas, sus personajes son siempre sólidos y carismáticos, con la pega adicional de tener más allá de su naturaleza heroica un trasfondo humano que conmueve y convence. La magia del Cosmere, universo donde se emplazan todas las obras del autor, es diferente a lo antes visto, es casi científica con una forma de expresarse con limites bien definidos que nos da casi la oportunidad de ser parte de la historia, en algún momento dedicara una entrada solo a los sistemas de magia que promueve Sanderson. Esta, a pesar de ser su promesa obra, es para mí una de las mejores, así que la recomiendo encarecidamente, quizás sea el principio de su fascinante vagar por las obras de este genial escritor.

Sinopsis:

Elantris fue hermosa, en otro tiempo. La llamaban la ciudad de los dioses: un lugar de poder, esplendor y magia. Los visitantes dicen que las piedras mismas brillaban con una luz interior, y que la ciudad contenía maravillosos portentos arcanos. De noche, Elantris resplandecía como un gran fuego plateado, visible incluso desde una gran distancia.

Sin embargo, por magnífica que fuera Elantris, sus habitantes lo eran todavía más. Con el pelo de un blanco esplendoroso, la piel casi de un plateado metálico, los elantrinos parecían refulgir como la ciudad misma. Según las leyendas eran inmortales, o casi. Sus cuerpos sanaban rápidamente y estaban dotados de gran fuerza, sabiduría y velocidad. Podían hacer magia apenas agitando la mano; los hombres visitaban Elantris desde todo Opelon para ser objeto de curación, recibir alimento o conocimientos elantrinos. Los elantrinos eran divinidades.

Y cualquiera podía convertirse en una divinidad elantrina.

La Shaod, se llamaba. La Transformación. Golpeaba al azar, normalmente de noche, durante las misteriosas horas en que la vida se detenía para descansar. La Shaod podía tomar a un mendigo, un artesano, un noble o un guerrero. Cuando llegaba, la vida de la persona afortunada terminaba y recomenzaba; descartada su antigua existencia mundana, se marchaba a Elantris. A Elantris, donde podía vivir bendita, gobernar con sabiduría y ser adorada por toda la eternidad.

 

La eternidad terminó hace diez años.

Como se pueden dar cuenta, ya el hecho del comienzo es desconcertante, es casi como ciberpunk fantástico, por su emplazamiento del colapso de toda una civilización, pero solo eso tienen en común. De verdad es de lo mejor que podría recomendar en el blog.

Opinión Personal: 10/10.

 

Descargar:Sanderson Brandon – Elantris

Acerca de Kvothe

Lector empedernido, mas que nada eso me define, si son libros de fantasia o ciencia ficcion inteligente y dinamica, pues mejor. Ingeniero informatico en mis tiempos ocupados, intento de escritor. Amante del anime y el maga, del buen cine y la musica melodica o que diga algo con sentido. Si tienes un buen libro, hazmelo llegar.
Esta entrada fue publicada en Literatura Fantastica y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Elantris

  1. ahlira dijo:

    Recién me estoy leyendo El Nombre del viento, pero promesa, terminando ese comienzo con Elantris. Magnífico blog. ¿Dónde puedo darte un like?

  2. Paranoyd dijo:

    Acabo de terminar Elantris y a pesar de ser solo la primera lectura de esta novela he querido escribir mis impresiones acá en tu sitio, ya que fue aquí donde descubrí a Brandon Sanderson y sus creaciones.
    Debo decir que esta fue la primera novela dentro del género fantasía que he terminado por completo en parte porque me ha atrapado y Sanderson juega muy bien con la expectativa del lector…prolongando el secreto…y dándote migajas que a la postre solo aumentan el hambre de curiosidad. Sobre todo el gran misterio que aun rodea la caída de Elantris, el origen de los seones y el dor. Pero para ser sincero Sanderson no ha dejado mucho más que un gran cliffhanger, un gran gancho que por lo menos a mi me deja insatisfecho y lleno de preguntas ya que realmente creo que Sanderson no ha revelado ni la mitad de los porqués en la historia, y claro uno podría pensar inmediatamente que este comportamiento obedecería a las reglas de una saga inminente. Aunque nos deja con algunas conjeturas obvias en el análisis que hace Raoden antes del epilogo.

    Me gustó la carga de dramatismo de los capítulos finales que fueron unos de los más álgidos del libro. Prácticamente me habían hecho también perder la esperanza.
    Pero a partir de los últimos capítulos se siente como que Sanderson se desboca hacia un final acelerado, como si tuviera prisa por terminar el libro, incluyendo situaciones un tanto inverosímiles, aglomeradas a la fuerza para terminar una trama que ya se venía decantando sin problema. Percibí una escritura muy atropellada para el final de Elantris, algo así como un Deux ex Machina demasiado conveniente que le resta un poco de credibilidad a la trama final con unos cuantos ejemplos tangibles que no mencionaré.

    Los personajes secundarios están bien logrados, sobre todo me convenció Galladon que casi llegó a quijotizarse al final con la eterna esperanza de Raoden, casi renegando de su indomable pesimismo, aunque en el fondo creo que siempre albergaba esperanza, solo que Brandon utilizó esta característica de Galladon como contraparte de Raoden haciendo un dúo contradictorio pero efectivo. Dentro de los personajes principales me quedo con Hrathen que para mí no solo fue el personaje más humanamente creíble, con sus miedos e inseguridades y la omnipresente dicotomía moral entre sus ideales y las creencias del Shu-Dereth sino también me atrevo a decir que fue el único que tuvo una evolución verdadera dentro de la historia, por algo el mismo Sanderson lo hace exaltar sobremanera en palabras de Sarene al final de la obra. Para mí fue el personaje más completo de todos.

    El esbozo del mundo no ha estado mal pero podría haberlo hecho mejor en mi opinión, en ocasiones Arelon y sus alrededores me parecían un poco ambiguos sin embargo con Elantris se esmeró mucho más. Muy interesante y original el sistema de magia que emplea Sanderson en su obra y las diversas aplicaciones que le da a los poderes, lo hacen bastante creíbles aunque todavía abunda un halo de misterio alrededor de su origen que sin lugar a dudas necesitaría de otra historia para explicaciones más concisas.

    Me ha gustado también la intensidad con la cual los tres personajes principales se han debatido para alcanzar sus objetivos personales valiéndose de su ingenio y determinación una lucha encarnizada entre las personalidades de Sarene y Hrathen y Raoden contra la decadencia, el dolor y el pesimismo que abundaba en Elantris pero que al final con alguna que otra diferencia cada una de sus metas se interconectaron y confluyeron en una sola línea argumental.

    En fin Elantris es de lectura fácil y entretenida Brandon casi no te da descanso durante la novela y mantiene bien la tensión entre cada pausa de la historia sin evitar que se estanque la acción. En general creo que la considero una lectura entretenida a pesar de sus altibajos. Ya he comenzado Nacidos de la Bruma y tiene una historia bastante singular que no he podido dejar de leer por ahora. Cuando termine espero poder comentarla acá también.

    • Kvothe dijo:

      Ummm
      Me gusta tu opinión, esta bien argumentada y sentida. Gracias por eso.
      Creo que encuentras muchas lagunas en la historia, algo más que posible ya que fue su primera novela publicada. Tal vez no te des cuenta que la narrativa de sanderson rompe moldes en la fantasía, la refresca y nos libera del síndrome de Campbell. Aquí no hay viaje ni búsqueda del héroe de forma manida y los clichés son los mínimos. Igual si quieres algo más profundo y serio te recomiendo el archivo de las tormentas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *