Imperial reach 2: Espada Auxiliar.

Esta vez vengo con la continuación de una excelente novela, miembro de una trilogía que dejo muy buen sabor entre la crítica y los lectores en general, llevándose unos cuantos lauros entre ellos el Nébula y el Hugo, de los más prestigiosos del género. En un conjunto individual no es una mala novela, aunque se queda algo coja si la comparamos con su antecesora. Si la tomamos como el desarrollo intermedio de la historia quizás podamos hacer más énfasis en los temas sociológicos y psicológicos de los personajes, que cuando menos siguen siendo muy interesantes y controvertidos. En lo personal esperaba un poco mas de ella, pero no por ello la deje de disfrutar.

Como cabe remarcar, Espada auxiliar tan sólo «sufre» en comparación con su predecesora. Donde Justicia auxiliar se desarrollaba a lo largo del imperio, en una vastedad galáctica, con una duración de décadas y a través de muy diferentes sistemas planetarios, aquí se limita a un único sistema durante apenas unos pocos meses. Se trata de una aventura completa, con una trama principal totalmente resuelta en la propia novela, dentro de una historia más grande. Algo que le permite a Leckie profundizar en una sociedad en concreto, con una construcción del mundo más detallada, mostrándolo de arriba abajo, de los poderosos o los desfavorecidos, de los explotadores a los explotados y algunos estamentos intermedios, con las enorme diferencias culturas y costumbres que la forman, lingüísticas, religiosas o de tradiciones propias, pero perdiendo un tanto de grandiosidad en el camino. La autora sigue fiel, eso sí, a su denuncia de las desigualdades sociales, de los males del colonialismo, de la hipocresía de la «civilización», de la corrupción inherente a un sistema de relaciones clientelares, del capitalismo más vertical, de la deshumanización de los considerados inferiores, de la división de clases y géneros, la conciencia de uno mismo y su individualidad…, y deja gran cantidad de hilos, muchos heredados de la primera entrega, otros planteados aquí, para ser resueltos en la próxima novela de la trilogía Ancillary Mercy.

Breq se encuentra en una posición incómoda, sin intención de dar la razón o alinearse con ninguna de las Anaander Mianaai, pero firmando una inestable alianza con una de ellas mientras espera poder aclarar sus pasos en el futuro. A la espera que la guerra no le estalle ante sus narices no puede dejar pasar las injusticias que ve en derredor, aunque es muy consciente de que no puede ayudar a todo el mundo, que no puede sentirse culpable por todo lo que anda mal en el mundo. Pero ella no puede evitar tomárselo todo como algo personal, algo en lo que implicarse aunque no le ataña. Las motivaciones personales de Breq van a mover buena parte de la trama, para bien y para mal. Se va a encontrar en medio de un juego de intereses de lo más dispares, y de sus decisiones puede depender mucho más de lo que parece, sobre todo porque algo extraño parece suceder más a´´la de la Puerta Fantasma.

La antigua auxiliar es una observadora desapasionada y algo distante, un segmento de una IA que ahora debe establecer una serie de conexiones emocionales con las ciudadanas que la rodean para poder seguir siendo un ente individual funcional. No es del todo humana, y eso se nota en su forma de enfrentar las relaciones y la toma de decisiones. Se siente amputada, disminuida, y anhela la conexión con su nave y el resto de auxiliares que componían un único cuerpo de múltiples miembros. Intenta replicar un poco de aquella sensación mediante la interacción que la Misericordia de Kalr le permite con sus tenientes y tripulantes, lo que da al relato una multifocalidad realmente interesante, pero a ella no le llena de igual manera que lo que tenía antaño. De alguna forma, todo esto crea en el lector un sentimiento contradictorio. Por un lado es fácilmente comprensible el deseo de Breq de abarcar todo el mundo de su tripulación después de haber sido lo que fue y de haber compartido esas enormes capacidades. Por otro, ciertas actitudes la hacen parecer hasta cierto punto una voyeurista de las vidas de sus subalternos, asistiendo a sus escarceos y sentimientos sin que ellos sean plenamente conscientes de esa violación de su privacidad. Un tema un tanto incómodo, como poco.

Descargar:Espada auxiliar – Ann Leckie

Opinión personal:7.5/10.

Serie: 2/3.

Estado: 2/3.

 

 

Acerca de Kvothe

Lector empedernido, mas que nada eso me define, si son libros de fantasia o ciencia ficcion inteligente y dinamica, pues mejor. Ingeniero informatico en mis tiempos ocupados, intento de escritor. Amante del anime y el maga, del buen cine y la musica melodica o que diga algo con sentido. Si tienes un buen libro, hazmelo llegar.
Esta entrada fue publicada en Ciencia Ficcion, Premios Hugo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Imperial reach 2: Espada Auxiliar.

  1. ainoriel dijo:

    ohhhh que bien, deliciosas novedades, tambien me gusto mucho la primera entrega, deja ver que tal va esta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *